Saltar al contenido

¬ŅTe gustan los B√ļhos?

¬ŅA qui√©n no le gustan los b√ļhos? Tienen ese aire de sabidur√≠a y emanan paz con su sola presencia.

Estas aves nocturnas est√°n llenas de misticismo y ya desde hace m√°s de 2000 a√Īos se les veneraban como a dioses.

En Grecia, era la representación de la Diosa Atenea y en Roma, la diosa Minerva, para ambas culturas era la diosa de la civilización, las ciencias y la sabiduría, siendo entre todas, la más sabia de los dioses del Olimpo.

En Egipto el b√ļho era el protector del inframundo y protector de los muertos. Era un vigilante nocturno que ve√≠a las almas y las guiaba, simbolizando en forma simbi√≥tica el inframundo, el mundo celestial y el mundo terrenal.

En la cultura Celta el b√ļho era el portador de la suprema sabidur√≠a y los Druidas, al verlo, cre√≠an que tra√≠a intuici√≥n y facultades adivinatorias, incluyendo muchas veces huevos de b√ļho en sus p√≥cimas los d√≠as de luna creciente.¬†

De esta manifestaci√≥n de sabidur√≠a era que muchas veces se dibujaba al mago Merl√≠n con un b√ļho posado en su hombro, ya que este le daba consejos al o√≠do.

En China era el emblema de HUANG DI, emperador que unific√≥ la antigua China que en aquella √©poca estaba dividida en 7 pa√≠ses diferentes. Adem√°s era un animal extremadamente sabio, pues era el que recopilaba todos los conocimientos m√©dicos tradicionales en el tratado del ‚ÄúNei Jing‚ÄĚ.

En √Āfrica, para la tribu Bant√ļ, el b√ļho es el animal de la magia.

En en el Hinduismo, la diosa Lakshmi, portadora de la buena fortuna, la belleza, el amor y la abundancia, era representada montada sobre una lechuza blanca.

En general en todas las culturas y en todos los tiempos, los b√ļhos traen suerte y protecci√≥n.

Se dice que en un lugar donde haya un s√≠mbolo de un b√ļho, no pueden entrar ni el mal de ojo, ni las energ√≠as negativas. Por eso es un excelente amuleto para evitar las negatividades en tu hogar, adem√°s de ser los mejores protectores contra la ignorancia y el oscurantismo.

Por otra parte es reconocida la importancia de los animales del bosque como animales de la suerte.

As√≠ que si tienes la sensaci√≥n que alguien te est√° enviando malas energ√≠as lleva contigo una figura de un b√ļho colgado en tu cuello.

Este amuleto, siempre es mejor si te lo regala alguien. Y una vez regalado te ense√Īaremos c√≥mo limpiar el amuleto y dejarlo preparado para que adem√°s de evitar la energ√≠a negativa, est√© cargada de energ√≠a positiva y act√ļa como un catalizador de la misma tray√©ndote buena fortuna mientras bloquea toda la energ√≠a negativa. Podr√°s aprender como se hace aqu√≠.

Adem√°s sabemos que los b√ļhos son est√©ticos y pegan perfectamente en la decoraci√≥n de tu casa y como amuletos son preciosos.

Pero, ¬Ņpor qu√© no qu√© no tenemos b√ļhos vivos en venta?

Por una sencilla razón. Estamos en contra de la compra-venta de animales cuando tantos de ellos necesitan ser recogidos y serían magníficas mascotas.

Nuestra idea de cuidar animales no está en favorecer su mercado, sino en favoreces su protección y su hábitat natural.

Amamos a los b√ļhos y por eso queremos que los b√ļhos vivan donde tienen que vivir. En el bosque.

El b√ļho, como animal m√°gico del bosque nunca debe ser sometido. Si lo sometes no se convertir√° en tu amigo, el tiene que vivir en libertad. S√≥lo si √©l vuelve a ti, si quiere estar contigo, si requiere tu presencia, si la naturaleza ha hecho lo posible para que lo salvaras y despu√©s al dejarlo en libertad a vuelto a ti, en ese momento te habr√°s ganado un amigo para siempre y tanto en presencia f√≠sica, energ√©tica o astral, te estar√° protegiendo.

Puede que alg√ļn d√≠a, si vas al bosque, veas a varios de nosotros colgando casitas de madera en los √°rboles y esto es debido a que queremos que los b√ļhos se reproduzcan porque cada vez hay menos espec√≠menes en nuestra fauna y si podemos ayudar a que se recuperen, haremos todo lo que est√° en nuestras manos.

No tenemos b√ļhos mascotas, en cambio tenemos figuras de b√ļho en nuestras casas. Las figuras de b√ļho simbolizan todo su poder y es un canalizador de su energ√≠a m√°gica. Traen suerte, todo el mundo sabe eso.

¬ŅPor qu√© amamos los b√ļhos?

'Hasta que no hayas amado a un animal, una parte de tu alma permanecer√° dormida' - Anatole France